Joshua-Klitschko: ANÁLISIS PREVIO

Pesos oficiales: Wladimir Klitschko (109kg) / Anthony Joshua (113kg)

Las imágenes del pesaje oficial de los dos contendientes han dejado boquiabiertos a más de un aficionado y muy especialmente a más de un biomecánico, ya que disipa cualquier duda acerca de los derroteros que tomará el combate mañana desde el principio.

Dos cosas nos han llamado poderosamente la atención al equipo de boxeospesospesados.com. La primera, el espectacular físico del ucraniano, como siempre en su línea, pero incluso algo más musculado que en su último combate. La segunda, y la más llamativa, el vasto volumen de Anthony Joshua, muy especialmente en su tren inferior.

El británico ha marcado un nuevo máximo de peso en su carrera, lo que no deja lugar a dudas acerca de cuál será su plan de combate para mañana. Nockear a Klitschko superándolo por fuerza bruta. Nada más. Buscar el K.O no más allá de las rondas 6-7 después de un combate de pura fuerza bruta, fuerza animal. Viendo su físico, ese es su plan A y no existe un plan B. ¿Por qué?

Existe mucho volumen en su tren inferior, el cual está muy distribuido entre muslo y las pantorrillas. Es ésto último precisamente lo más preocupante. La masa presente en sus gemelos es muy grande, excesiva.

Joshua ha comprometido gravemente su juego de piernas al localizar tanta masa en la zona de las pantorrillas. Una masa muy grande al final de los miembros aumenta terriblemente lo que en mecánica se conoce como momento de inercia. Para poder decirlo en lenguaje común, cuesta muchísimo más esfuerzo mover la masa de la parte inferior de un miembro que la de la parte superior, el de los muslos en este caso. Si solamente la masa de las pantorrillas fuese menor, el escenario sería muy distinto, al poseerse una mayor agilidad de piernas para moverse tanto en línea como en círculo, pero manteniendo todavía la potencia del muslo. Es el muslo de donde primero sale la fuerza, la cual después unida con el giro de cadera otorga al boxeador la mayor parte de la devastadora fuerza de su directo. Pero no las pantorrillas. Es biomecánicamente absurdo. Las pantorrillas de un boxeador, al igual que las de un velocista de 100m lisos, deben ser ligeras precisamente para minimizar el momento de inercia.

Un boxeador debe, además de buscar golpear al rival, tratar de no ser golpeado, y muy especialmente en la división de pesos pesados. Un ágil juego de piernas es absolutamente esencial en el plan de defensa. Sin juego de piernas no existe defensa alguna. Sin juego de piernas no se puede boxear. La única defensa es el plan sucio y desesperado de abalanzarse sobre el adversario, cortando una y otra vez el combate y esperando un golpe de suerte que propicie el KO inmediato.

La transformación de Joshua recuerda tímidamente a la de David Haye desde que comenzó a trabajar con Shane McGuigan. Aunque se traten de casos muy distintos por la particular idiosincrasia de cada uno, ambos llegan a ganar muchísimo volumen, piernas y pantorrillas incluidas. La mayor característica de Haye siempre había sido su extraordinaria agilidad y velocidad, además de un ya de por sí muy poderosa derecha. Pero desde el córner actual del Haymaker tienen muy claro que el boxeo es un deporte de fuerza. Todos los entrenamientos de David Haye están dirigidos al fin de la fuerza bruta. Esta teoría es interesante y muy eficaz, la más eficaz… a veces. Solamente a veces, por sus obvias carencias. ¿Qué se hace al enfrentarse a un adversario quien nos supera por mucho en agilidad? Para obtener la respuesta, vean el Haye-Bellew del pasado 4 de marzo. Independientemente de la mala fortuna de Haye al romperse el tendón de aquiles y su consiguiente heroico aguante, las 5 primeras rondas dejaron claro una gran diferencia en agilidad, la cual llevó a Haye a fallar innumerables golpes, disparando a discreción sin apenas lograr tocar a Bellew. El boxeador más rápido evitaba los golpes, huía, y cansaba a Haye, condenándolo a un gigantesco gasto de oxígeno y cero eficacia. Si la diferencia en agilidad existe pero no es muy pronunciada, posiblemente la estrategia sea válida, pero no en caso contrario.

¿Existe gran diferencia de agilidad entre Joshua y Klitschko? El estilo de Wladimir Klitschko desde el 2004, aquel con el que dominó el boxeo mundial en la categoría por una década, es un estilo científico acoplado a su particular físico. Un jab absolutamente dominador, un extraordinario control de los tiempos, fruto de la experiencia, el talento y el entrenamiento, agilidad muy aceptable en los movimientos defensivos y un detonador de dinamita en su brazo derecho, activado muy selectivamente gracias a su extraordinario olfato boxístico.

Klitschko es un extraordinario boxeador. Su estilo, tal vez un tanto robótico, no es sino la fórmula pragmática que mejor responde a sus características. En noviembre de 2015, cuando Klitschko fue derrotado con decisión unánime por Tyson Fury, se vio a un Klitschko derrotado psicológicamente. El Dr Martillo de Acero, como es conocido, doctor en Ciencias de la Educación Física por su tesis de Psicología aplicada al deporte, fue precisamente vencido mentalmente, antes siquiera de pisar el ring. Aparte del apartado mental, boxísticamente se vio el extraordinario, absolutamente prodigioso juego de piernas que Fury posee, que junto con su elevada envergadura puso en serios aprietos al estilo científico de Klitschko. Resumiendo, pelear contra Fury le es mucho menos propicio porque ese estilo es capaz de abrirle resquicios, y más si cabe cuanto más avance su edad. Pero pelear contra Joshua es como pelear (como él muy acertadamente dijo) contra una copia de sí mismo. La diferencia es que Joshua es peor boxeador, con un hándicap biomecánico añadido, con solamente un plan A que es previsible y en teoría fácilmente desactibable por el ucraniano, quien siendo experto en obtener puntos ronda tras ronda, superaría técnicamente a Joshua, quien con el avance de las rondas y la consecuente fatiga aeróbica producida por su constitución de strongman, sucumbiría fácilmente antes de llegar a la distancia.

A mí en particular no me  quedado ninguna duda de que Joshua ha cometido un suicidio profesional confeccionando su cuerpo de esta manera. Espero un K.O a favor de Wladimir Klitschko.

JOSHUA: ¿Zurrado en el sparring por Joe Joyce?

Joe Joyce se está volviendo famoso. Sí, esta semana. Mucho más que el pasado verano cuando en Rio 2016 obtuvo la plata olímpica en la división de Super Pesos Pesados.

El twitter de Tyson Fury, tan controvertido como entretenido, mostraba hace pocos días innumerables mofas sobre las supuestas palizas que Anthony Joshua estaba sufriendo en el entrenamiento a manos de su compatriota británico Joe Joyce.

Cuando Joyce fue preguntado por si la noticia era cierta, sonrió. “Ni confirmo nada, ni desmiento nada. Soy más o menos su sparring oficial en su preparación contra Klitschko. Solo digo que está siendo muy competitivo.” fue su respuesta.

Lo cierto es que el sparring sea competido no resulta sorprendente por la manera de pelear de Joyce. Joshua necesita distancia para lanzar su poderosa derecha, y no es muy bueno en distancias cortas. Todo lo contrario a Joyce, quien se encuentra muy cómodo lanzando golpes al cuerpo. Pero sus golpes no son inofensivos golpes al cuerpo en forma de ganchos serpenteantes habituales en Dereck Chisora, sino golpes directos al cuerpo y cara desde dentro. Para un luchador poco móvil como Joshua se trataría de un trabajo incómodo. No está acostumbrado a recibir golpes en la cara, y menos en el cuerpo, por lo que no es sorprendente que se haya llevado una sorpresa desagradable.

La noticia puede ser cierta por lo arriba mencionado, aunque también podría ser falsa y tratarse solamente de una jugada de márketing por parte de Joyce, aprovechando su privilegiada situación como sparring de Joshua para hacerse un mayor nombre y asegurarse jugosos contratos futuros.

 

Anthony Joshua: “Klitschko es demasiado viejo y está desgastado.”

Comienza la guerra psicológica. El respeto y la admiración comienzan a resultar incómodos a pocos días del Supercombate. La adrenalina comienza a intensificarse en la sangre y ya no hay lugar para halagos.

“El padre Tiempo ha agarrado a Klitschko” ha declarado el boxeador de Watford ante los micrófonos de BBC Radio 5 Live, pocos días después de mostrarse respetuoso cara a cara en The Gloves are Off. ¿Estrategia psicológica? ¿Miedo? ¿Excitación? ¿Nerviosismo? ¿Confianza? Sea cual sea la respuesta al repentino cambio de tono, está claro que ha sido desencadenada por la cercanía ya del sonido de la campana.

El entrenador de Joshua, Rob McCracken, tratando más leña al fuego, ha salido a la palestra asegurando que la principal razón por la cual su equipo accedió a enfrentarse a Klitschko fue la avanzada edad de este. “Sería un mentiroso si dijese lo contrario. La verdad es que en sus dos últimos combates no ha mostrado su mejor versión”. Lo cierto es que, la edad de Wladimir a un lado, lo que es seguro es que Joshua se embolsará como mínimo 15 millones de libras esterlinas aún perdiendo.

¿Hará mella la guerra psicológica en Wladimir tal y como lo hizo año y medio atrás cuando lo paralizó por completo contra Fury? La respuesta, el sábado.

Tyson Fury dice volver el 8 de julio

El incesante disparador de tweets de la cuenta de Tyson Fury ha dejado una nueva noticia a día de hoy. Además de los múltiples insultos proferidos hacia varios compañeros de profesión ha dejado saber que pretende volver a boxear el día 8 de julio.

Recuerden que Tyson Fury fue desprovisto de todos sus títulos mundiales hace medio año después de retirarse por segunda vez de la defensa de sus títulos contra Wladimir Klitschko alegando un importante trastorno psiquiátrico.

6 meses después y arrastrando un importante sobrepeso, Fury parece volver a estar sediento de ring. El escenario de su supuesta vuelta será Londres, entrando en el undercard del Billy Joe Saunders vs Avtandil Khurtsdze.

Si la noticia es cierta Fury tiene 2 meses y medio para deshacerse de parte de sus actuales 160 kilos de peso. Aún así, no esperen verlo estilizado, ya que un repentino cambio de peso afectaría muy negativamente a su fuerza. Los problemas de peso de Fury deben ser enfrentados con paciencia.

Un importante detalle es que Fury a día de hoy no cuenta con licencia de boxear, ya que la BBBC (British Boxing Board of Control) se la anuló, y no está claro que se la devuelva en 3 semanas, como ha anticipado el boxeador.

Fury pretende volver a hacerse con todos sus títulos tan pronto como sea posible. Personalmente,  dadas las circunstancias, no parece factible, al menos a corto plazo. Pero tal vez lo más preocupante sobre el boxeador de Mánchester sea la manera en la que se está volviendo a expresar en las redes sociales, ya que recuerda claramente a la misma fase maníaca tan habitual en él, siempre seguida de una inminente depresión y autodestrucción ya conocidas. Ello deja serias dudas en cuanto al tratamiento que está siguiendo. Ojalá nos equivoquemos.

¿Deontay Wilder-Joseph Parker en julio?

La renuncia de Huguie Fury a enfrentarse a Joseph Parker por el cinturón de la WBO ha revolucionado un poco más la división reina del boxeo, adormilada desde principios de siglo. Poco ha tardado en salirle novias a Parker, como no podía ser de otra manera, y es el campeón de la WBC ni nada menos quien ofrece combatir por la unificación antes de buscar al vencedor del Joshua-Klitschko.

Las intenciones de Deontay Wilder son claras y sus planes a corto y medio plazo parecen estar perfectamente confeccionados, con 3 y 6-7 meses vista para sendos combates de unificación. Sorprendentemente (o no), Sky Sports ha contratado los servicios de Wilder como comentarista para el Supercombate del sábado, junto con los ya confirmados Haye y Bellew, en un claro órdago publicitario para un potencial Joshua-Wilder. Lo cierto es que de salir Klitschko vencedor de nada habrá servido calentar el gallinero con Wilder, por lo que la apuesta de Sky no está exenta de riesgo. Wilder, aún así, ya había expresado su deseo de estar en Londres y de subir al ring después del combate en un show para pedir públicamente a Joshua el deseado combate. Queda por ver si hará lo mismo en caso de que el ganador sea Klitschko. En principio, lo hará.

Sobre las posibilidades de un Deontay Wilder-Parker, creo no son muy grandes. Lo más seguro es que Parker busque una defensa inmediata del título, para aprovechar el momento de forma antes de fijarse en el siguiente objetivo, que ese sí podría ser un posible combate con Wilder. En la dulce ciencia del boxeo la elección del momento oportuno es vital. Ningún deportista profesional puede mantenerse al 100% de su forma física durante todo el año, pero este hecho resulta todavía más importante en el boxeo, donde los contendientes tratan de calcular milimétricamente sus formas físicas para llegar al combate al 100%. De lo contrario, un pequeño desliz puede traducirse en toda una carrera truncada. Esta misma podría ser la razón por la que Klitschko, después de confirmarse la negativa de Tyson Fury a defender sus títulos, aplazó el combate contra Joshua alegando una lesión de gemelo. Si la lesión fue verdadera o no lo ignoramos, pero todo apunta que se trataba de una estrategia de timing. 

Dicho lo anterior, un inminente Wilder-Parker resulta dudoso, aunque no imposible.

Video de Joshua-Klitschko en The Gloves are off

Joshua-Klitschko

Palabras respetuosas, alabanzas mutuas y mucho respeto por parte de ambos contrincantes solamente unos pocos días antes del Supercombate de Wembley.

Anthony Joshua y Wladimir Klitschko se sentaron frente a frente para The Gloves are Off de Sky Sports como es habitual siempre que hay grandes combates con británicos de por medio. El mediador, el ex-campeón del mundo en peso crucero Johnny Nelson, disfrutó de una amena charla entre dos boxeadores que se admiran y se respetan mutuamente desde polos opuestos en sus carreras. Anthony Joshua, de 27 años (18-0, 18 KOs), campeón olímpico en Londres 2012, es el peso pesado del momento. Un auténtico ídolo nacional en el Reino Unido, equiparable a cualquier futbolista de élite en un país que ama el boxeo como pocos, presenta un currículum inmaculado como profesional y un futuro brillante en una carrera en la que está disparado. Por otro lado, Wladimir Klitschko, de 41 años (64-4. 53 KOs), también campeón olímpico en Atlanta 96 se encontraría en el ocaso de su carrera, una de las más brillantes de todos los tiempos.

Las dudas y la expectación de los aficionados es máxima, y así se lo presentó Johnnny Nelson a sus entrevistados. Joshua se mostró confiado en que su adrenalina y velocidad serán suficientes para mantener al margen a la superior experiencia de su rival. Wladimir, por el contrario, insistió en que la velocidad puede ser anulada con la capacidad de anticipación, algo que la juventud carece, la cual se gana con los combates y los años, y sin la cual la velocidad y la juventud embisten en vano.

Hablando de si el momento en el que llega el combate es el adecuado, ambos coincidieron en que sí, con Joshua provisto ya de una mínima madurez y experiencia dentro del mundo profesional y Wladimir todavía lo suficientemente joven y además obsesionado con recuperar al trono mundial que perdió en noviembre de 2015 contra Tyson Fury. Ambos saben que de no ser por los problemas psiquiátricos de Tyson Fury, quien se retiró dos veces de la revancha contra Klitschko, este combate posiblemente nunca se hubiese celebrado. Con Fury fuera de juego y dos monstruos deseosos de victoria, el único escenario posible era el de un inminente Supercombate, el nuevo ‘combate del siglo’, para muchos más espectacular que cualquier evento con Fury de por medio debido a su menor explosividad.

Joshua, sin embargo, aceptó que de no haberse abierto la división con la derrota de Klitschko dos años atrás, posiblemente hubiese esperado más tiempo para este combate, intentando ganar más experiencia, pero los hechos son los que son y con las circunstancias actuales este combate estaba prácticamente escrito en la agenda del destino.

Preguntados cómo se ven el uno al otro, Joshua dijo que Klitschko está obsesionado, algo que el mismo ucraniano reconoce, y expresó cómo en el pasado Klitschko ha sabido aprender de sus derrotas para volver más fuerte, y cómo él mismo, siguiendo el ejemplo,  se tomó la victoria sobre Dyllian Whyte como una derrota debido a las dudas que generó. El inglés se mostró receptivo, con ganas de escuchar, de aprender, de progresar en su búsqueda de nuevos retos. El respeto por su parte está servido. Wladimir fue más escueto, diciendo que no le gustaría estar en el pellejo de Joshua por la presión de tener que enfrentarse a algo tan grande en su propia casa en frente de 90.000 personas. También mostró a Joshua como una copia de sí mismo, con físicos parecidos en cuanto a altura, largura de brazos, tamaño muscular, potencia de golpeo e incluso hábitos de entrenamiento, con ambos siguiendo una dieta no muy distinta y entrenando en escenarios anóxidos para trabajar la resistencia aeróbica.

Resumiendo, ambos se mostraron naturales, con pocos juegos mentales, lejos de la fanfarronería habitual mostrada en The Gloves are Off por la mayoría de boxeadores . No dieron pistas técnicas, y ante una posible victoria del contrincante se mostraron generosos, ofreciéndose mutuamente para ayudar al otro a relanzar su carrera después del sábado.

Hughie Fury-Joseph Parker, aplazado

El combate por el título mundial de la WBO entre el actual campeón Joshep Parker y el desafiador Hughie Fury tendrá que ser pospuesto debido a la lesión de espalda que ha contraído Fury.

Hughie Fury, de 22 años (20-0, 10 KOs), no podrá volar a Auckland, Nueva Zelanda, para el combate fechado el próximo mes. El boxeador neozelandés tendrá por tanto que esperar para poder defender su título. Las negociaciones entre ambos bandos fueron largas y tediosas, y es comprensible la frustración que sentirá en estos momentos Parker, de 25 años, en cuyo horizonte estaba poder enfrentarse al vencedor del Joshua-Klitschko del sábado en el que recuerden están en juego la defensa del IBF por parte de Joshua y el cinturón vacante de la WBA, ésta última despojada a Tyson Fury por faltar a su defensa contra Klitschko.

Se desconoce el alcance de la lesión de Huguie y su duración, pero es posible que los promotores de Duco Events de Parker decidan optar por otro contrincante para una inmediata defensa. Esta sería una decisión razonable, para evitar perder la inercia de forma de Parker. Además, es dudoso que Huguie Fury constituya el mejor rival de todos modos. No combate desde el 30 de abril de año pasado, en el que venció al desconocido Fred Kassi en una actuación para olvidar. El desarrollo boxístico de Fury quedó en duda, y un año de sequía seguido de una renuncia no es cartel suficiente para hacer esperar a Parker.

La dirección de la WBO ya ha remitido un comunicado a Duco Events dandole vía libre para optar por otro boxeador de su Top15 si no deseasen esperar por el retador oficial Fury. Es posible que directamente pueda organizarse la defensa contra el vencedor del del sábado en un combate de unificación de la división reina del boxeo, aunque por ahora todo son especulaciones.

Se esperan noticias muy pronto.